Retablos de la nave central

Retablo Mayor: preside la nave central, que la cubre completamente. Data de 1693 y es obra de Diego de retablomayorSuano que acaba de finalizar el retablo de la Colegiata de Lerma. Las tallas son obra de José Quintana. En 1697 lo dora el consolidado maestro Toribio García. De estilo churrigueresco, destacan sus columnas salomónicas, bien decoradas con vistosos racimos. El banco se rompe para albergar el sagrario y el ostensorio. También es propio de la época el ventanal que se abre tras la imagen de la Virgen en el misterio de la Asunción que, con el juego de luz que produce, pretende dar un mayor realismo a la escena. A izquierda y derecha del mismo aparecen las imágenes de San Pedro y San Pablo. Corona el retablo un hermoso crucificado sobre el que se representa la imagen del pelícano.

Retablo de la Virgen del Rosario y de San José: a ambos lados de la nave mayor y abrazando las columnas centrales, estos dos retablos gemelos, forman un hermoso conjunto con el principal según los gustos de la misma época (1760). Además de las imágenes de los titulares se pueden ver, en el cuerpo superior, las de Santa Bárbara y San Roque.

Visit lbetting.co.uk how to sing-up at ladbrokes